12844355_web

Si estudias y trabajas es importante conseguir optimizar el tiempo que dedicas a tu formación para lograr los mejores resultados.

Hay varios hábitos a mantener que pueden ayudarte a mejorar y aprovechar hasta el último minuto. Aquí te dejamos con 7 técnicas de estudio que ayudarán en tu rendimiento:

 

  1. Organiza tu tiempo antes de empezar. Gestionar el tiempo con algo de antelación puede favorecer mucho la carga de trabajo, pues evitarás que se quede todo para último momento. Por lo que realizar un calendario con las fechas de entrega de actividades, exámenes y demás tareas, te ayudará a distribuir el trabajo de forma equilibrada y el tiempo de dedicación a cada cosa. Hay diferentes apps para móviles que pueden ayudarte a organizar tu tiempo.
  2. Elige el entorno adecuado. Un espacio fijo, silencioso y libre de distracciones que favorezca la concentración.
  3. Mantén hábitos de estudio ordenados. Respeta los horarios de estudio que te habías marcado, respeta los descansos haciendo paradas de 15 minutos cada cierto tiempo para reponer fuerzas (esto ayudará a favorecer tu concentración).
  4. Elige el método que mejor te ayude a recordar. Lo ideal es que entiendas todos los conceptos y seas capaz de explicarlo con tus propias palabras, ésta es la mejor manera de retener la información y que se quede almacenada en tu cerebro. Pero aunque esto sería lo óptimo, es normal que no siempre lo entendamos todo con la misma facilidad y a veces memorizar sea el recurso “fácil”. En todo caso puedes utilizar el método que mejor te vaya: subrayar con colores, reescribir los contenidos, trabajarlo en grupo, hacer esquemas…
  5. No desaproveches la oportunidad de resolver todas tus dudas. En LINKIA FP por ejemplo, cuentas con el soporte de clases virtuales, foros de alumnos en cada aula virtual para resolver dudas en común o un buzón de mensaje directo con los profesores de cada asignatura. Por lo que no tienes excusa para aclarar todas las dudas que puedas tener antes de un examen o de la entrega de una actividad.
  6. Practica antes del examen. Además de practicar haciendo el repaso tradicional, si quieres puedes crear tus propios tests de examen a través de la app “Crea tus tests” y ponerte a prueba para comprobar si has asimilado todo el temario correctamente.
  7. No olvides por qué empezaste. Esto no es una técnica de estudio en sí misma pero sí de motivación. Cuando te agobies, estreses o te desanimes con tus estudios, recuerda cuál es tu meta y qué te empujó a empezar estos estudios. ¡No perder la motivación te ayudará a ser mucho más productivo!

 

 Autor: Cristina García